lunes, 30 de mayo de 2016

Horizonte Martina #7








Horizonte Martina, Elisabet Benavent

Martina con vistas al mar



Editorial Suma

Comprar aquí


Sinopsis: 

Si te llamas Martina, llevas siempre la melena recogida, eres absolutamente cerebral...

Si te has formado para ser chef y perteneces al equipo de El Mar...

Si has sentido un chispazo al conocer a tu jefe, Pablo Ruiz, excéntrico cocinero con estrella...

Si no soportas su indumentaria hipster, pero te irías a cualquier parte si él te lo pidiera...

Eres sin dudarlo la protagonista de esta historia...

Y tu vida, tan ordenada, está a punto de cambiar.

Elísabet Benavent regresa a la ficción con una historia de amor irrefrenable, súbita, auténtica, un binomio eléctrico, una combinación explosiva que demuestra que en cuestión de amor no se puede negar la evidencia y que no depende de nosotros a quien amar. Martina con vistas al mar es la primera parte de Horizonte Martina, una mezcla de cocina, pasión, sexo y carcajadas, una bilogía llena de sorpresas que te hará vivir momentos únicos y que te conquistará para siempre. Placer para los sentidos.


Opinión personal: 

Este es un libro que comencé a leer sin pretensiones, conocía a la autora porque ya había leído su trilogía "Mi elección", es esa ocasión no me gustó el final y en esta, casi lo mismo, pero eso lo dejo para que lo leas más adelante. 
En este primer libro de la bilogía nos presenta a Martina, una mujer fuerte y decidida, un poco confundida con los sentimientos que ella llama humanos, pero que es capaz de querer (a su manera). Y también nos presenta a Pablo, que es su antítesis, un hombre de mundo, que parece que está de vuelta de todo, enamorado del amor y desenamorado de la vida. 
Juntos son explosivos, arden las palabras y se dejan arrastrar por sus deseos dando escenas muy buenas, sobre todo cuando Martina es más humana y se muestra como realmente es.
Pero no debemos olvidar los personajes secundarios, Amaia es la que se lleva al bolsillo la mayor parte de los diálogos en los que participa, pero porque su personalidad es así, alegre, espontánea, divertida. Es el típico estereotipo de gordita feliz, pero que en el fondo tiene mucho que decir y que no es solo lo que aparenta. Ella y Javi me han encantado. 
La madre de Pablo me ha encantado en este libro, es la madre atípica que nadie se espera encontrar y me parece un personaje muy maduro y con mucha historia, a pesar de sus locuras.
Con Fer no he llegado a conectar, entiendo su participación y su postura, pero es un personaje que solo pasa de puntillas y mejor así. 
Lo que me ha sobrado en este libro es Sandra, de entrada de le di el beneficio de la duda, pero no termino de entender el trío que forma con Amaia y Martina. 
En fin, que es un libro que engancha, que una página te pide otra y al final llegas a la última sin que te des apenas cuenta.

A este le doy un 4 de 5  


Martina en tierra firme






Editorial Suma

Comprar aquí

Sinopsis:

Martina es un mar de dudas. Ha roto radicalmente su comunicación con Pablo, ha dejado el Mar, pensaba que lo que tenía con el chef era especial y es duro reconocer que tal vez no es como te habías imaginado. Se ha dado cuenta de que se ha dejado llevar por alguien que es emocionalmente frenético y se siente avergonzada por haber perdido el norte por alguien que ni siquiera ha solucionado del todo su pasado. Sin embargo Martina ha huido y decide olvidarlo todo, pero no será tan fácil borrar de su vida ni a Pablo ni el Mar... algo se está gestando en su interior y no tiene el valor de afrontarlo. Tiene que tomar una decisión y está en juego su futuro.


Por otro lado Amaia y Javi siguen en su eterno tira y afloja, él está enamorado de ella y ella no se atreve a tener con «su mejor amigo» una relación aunque se muere cada vez que él la acaricia, ¿conseguirán dejarse llevar?

Sandra no quiere más decepciones y cree que ha llegado el momento de recuperar lo perdido: a su novio de toda la vida, Íñigo, pero ¿conseguirá ser honesta a lo que le dicta el corazón?

Opinión personal: 

¿Cómo empezar? Uff... me ha costado acabarlo, las ultimas 50 páginas no quería leerlas porque imaginaba lo que se avecinaba y no me gustaba. No creo que haya sido el mejor final para esta historia. Pablo, casi se me caen las bragas con él en cada capítulo, siempre ahí, siempre luchando, peleando por algo que se veía casi imposible, pero él continuaba en pie y con una sonrisa. Me dado pena, porque Martina no se ha portado bien con él y siempre escondía la cabeza sin afrontar los problemas de frente.
Y Martina... ay Martina. Que entiendo sus inseguridades, cuando vamos a ser madres todo nos asusta y cuando lo somos la sensación se multiplica, pero no entiendo ese empecinamiento en que ella no es buena, que no lo será nunca y bla bla bla... su perorata interna era cansina y repetitiva. Yo no la entendía por mucho que dijese que ella no sabía entender las emociones,  pero si las sentía y las reconocía, tan solo tenía que poner un poco más de su parte para exteriorizarlas y hacerle saber a Pablo todas esas cosas que pensaba y necesitaba.
El final no me gustó, pero nada, creo que Pablo se merecía mucho más de parte de ella. 
Y con respecto a los personajes secundarios, creo que Amaia y Javi se siguen robando la atención por completo, ella creo que es un personaje que ha evolucionado y aprendido mucho a lo largo de la historia, y juntos, su historia de amor es sencilla pero preciosa.
Y la madre de Pablo... tampoco entiendo su cambio de actitud, dejó de ser la madre loca del coño para convertirse ne la típica suegra tocapelotas, que entiendo que es su hijo, que lo quiere y se preocupa por él, pero no... no termino de entender que le tenga a Martina tanta ojeriza.
Y Sandra.... prefiero no decir nada, porque es un personaje que me sobra, que no ha aprendido nada, que comete error tras error y al acabar la historia continua igual que al principo. No. Y que tampoco a ayudado mucho que tanto Martina como Amaia se hayan centrado más en sus problemas que en preocuparse un poco por su amiga, que está perdida, es medio lela y se deja llevar por la corriente solo para no sentirse sola. Que son cosas que en el día a día también suceden, pero al verlo plasmado en un papel como que ves que es injusto y egoísta.

A este le doy 3.5 de 5.

En fin, que la bilogía me ha gustado, Elisabet escribe bien, su ritmo engancha y siempre quieres saber más. Excepto el final del segundo libro la historia me ha gustado, aunque no son unos libros que volvería a leer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada